Elección de Calzado

UN BUEN SEGURO DE VIDA EN LA PISTA: TUS ZAPATILLAS

El tenis y el pádel, debido a su constantes cambios de ritmo y a su rapidez de movimientos son deportes donde los pies deben estar lo más cómodos y sujetos posible y sobre todo poder sentir la superficie sobre la que estamos jugando.

Un estudio realizado por el Instituto de Biomecánica de Valencia, desvela que más del 80% de las lesiones tales como: tendinitis, lumbalgia o sobrecargas musculares están relacionadas con el uso de calzado inadecuado. Por esta razón debemos de buscar zapatillas cómodas y a ser posible con amortiguación sobre todo cuando jugamos en pista dura, también tenemos que tener en cuenta en qué tipo de superficie vamos a jugar para elegir una zapatilla con el piso más adecuado.

  • Pista dura Este calzado ya presenta unas estrías algo más profundas y más anchas para obtener un perfecto agarre y una cierta resistencia a la abrasión. Se suelen utilizar también materiales antiabrasivos y especialmente fuertes en la construcción de la zapatilla para evitar todo lo posible, su rotura pro el roce con la pista.
  • Tierra Estas presenta unas estrías horizontales no muy pronunciadas, con ello intentamos obtener un cierto agarre pero también la posibilidad de deslizarnos para poder alcanzar los golpes más lejanos.
  • Mixtas o All court Este tipo de calzado reúne las características de las zapatillas de tierra y de pista dura en una misma suela y suele estar reforzada en la puntera y en los laterales.
  • Césped natural o artificial Quizás sea la suela más reconocible de todas ya que se advierten perfectamente unos taquitos de plástico no muy pronunciados pero suficiente para impedir que el jugador pueda resbalar, este tipo de piso es el más usado en pádel.